PRIMERA PIEDRA

Así se veía el primer paso que diste en lo que te propusiste, José. No olvides esa inesperada alegría candorosa que sentiste al ver esta imagen en el monitor de tu computadora. No olvides el alivio y la seguridad que vinieron a ti segundos después, ni las imágenes de ti trabajando en cosas que hasta hoy…